Sed felices aquí

Sed felices aquí

Escrito por Antonio Gala

Me gustaría convenceros de que no habéis de escribir la página que quisieseis leer, o el cuadro que quisieseis admirar, o la música que quisieseis escuchar, sino la página o el cuadro o la música que quisieseis leer o admirar o escuchar cuando ya os hayáis ido. No os falseéis jamás. Lo único que vale es lo vivido, no lo pensado; lo congénito, no lo que se hereda; lo asimilado, no lo poseído; lo esencial, no lo sobrevenido; lo que se es y no lo que se tiene.

Es mejor rebelarse y correr cualquier riesgo que dejarse arrastrar por la monótona noria que os iguala y marca a sangre y fuego su camino (el de la noria), no el vuestro. No ya un puesto de trabajo, ni siquiera el amor puede estar autorizado a cambiar vuestra personalidad, o a amargaros la alegría, o a induciros a disfrazar lo que sois. No os vendáis a ningún precio. No os deshumanicéis por nada ni por nadie. Pegadle un puntapié a cuanto no os eleve. ¿Por qué no confiar en que llegará un día –de vosotros depende- en que cada cual realice aquello por lo que fue creado y por lo que se siente atraído: el escritor, el pintor, el músico, sí; pero también cuantos colaboren, desde su estatura, a construir un mundo nuevo, más hermoso y más fuerte?

No permitáis que os confundan con lo que siempre ha sido, porque con dolorosa frecuencia ha sido malo. Alejad de vosotros las costumbres nefastas; inaugurad otras más generosas, más abiertas y limpias.

Sed felices aquí. Cumplíos como sois, porque para eso os recibimos. No para daros sino para que nos deis. Y disfrutad, también, de esta ciudad, Córdoba, que, estoy seguro, un día estará orgullosa, como lo está la propia Fundación, de haberos recibido en esta vuestra casa.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Un comentario en “Sed felices aquí

  1. lapiconera

    Gracias Querido A. Gala por decirnos las verdades del barquero y apoyar a tanto talento. Gracias, por predicar con el ejemplo y darte.